© Fundació Glòria Soler, 2020

Aviso Legal

24.04.2020

Respuestas sobre VIH/sida y el COVID-19

  • Salud global
  • Vacuna VIH/sida
  • «Los años de investigación en la vacuna del VIH/sida resultan una ayuda inestimable para poder conseguir la vacuna de COVID-19 próximamente”. 

    Dr. Bonaventura Clotet. Jefe de Enfermedades Infecciosas del Hospital Germans Trias i Pujol (Can Ruti), director de IrsiCaixa Instituto de Investigación del Sida

    “Nuestro conocimiento del VIH/sida nos permite estar en la primera línea de la investigación contra el COVID-19. En un año podríamos tener la primera vacuna, pero mientras, hay que tratar la enfermedad y prevenir su propagación”

    Las personas con VIH/sida, ¿están en el grupo de personas vulnerables? Las personas en tratamiento por VIH/sida no son población de riesgo, siempre que tomen la medicación antiretroviral correctamente y tengan al VIH indetectable en el plasma.

    ¿Cómo afecta el COVID-19 a las personas con VIH/sida? No hay evidencia de que las personas con VIH/sida en tratamiento controlado tengan un mayor riesgo de contraer el COVID-19, ni que experimenten más gravedad. Todavía no tenemos estadísticas fiables ni sabemos cuantas personas hay infectadas, pero creemos que la incidencia es la misma.

    Las personas con VIH/sida en tratamiento ¿Podrían tener una protección mayor? En un inicio se pensó que el tratamiento antiretroviral contra el VIH podría incluso proteger del COVID-19. Se están evaluando las prevalencias a nivel de todo el país para ver si ha habido realmente menos casos en las personas VIH. En la colaboración establecida con el CReSA, el BSC e IrsiCaixa, con el soporte de Grifols, hemos evaluado in vitro la eficacia de distintos antiretrovirales frente al SARS-CoV-2 y no hemos observado eficacia relevante contra el mismo.

    El VIH/sida afecta en África a más de 25 millones de personas ¿Cómo ve la situación allí con la propagación del COVID-19? En África el 40% de las personas infectadas por el VIH/sida están aún sin tratamiento, y el restante 60% recibe un tratamiento de menor eficacia y que además no está bien controlado como lo está aquí. Si a ello le sumamos las condiciones de fragilidad, socioeconómicas y sanitarias, el COVID-19 podrían empeorar, aún más, la situación crítica en este continente.

    ¿Qué relación existe entre la vacuna del VIH/sida y el coronavirus? ¿puede ser la clave para una futura vacuna del COVID-19? Llevamos años trabajando en una vacuna del VIH/sida y hemos creado una plataforma muy potente, muy inmunogénica que nos permite trabajar con el virus nuevo, el COVID-19, pudiendo aplicar todo el conocimiento que tenemos del sida en el sistema inmunitario a este nuevo virus. Esperamos que en el mes de mayo podamos empezar los primeros ensayos de los primeros modelos de vacunas en ratones.

    ¿Qué otros proyectos contra el COVID-19 está liderando? Hemos puesto en marcha un ensayo clínico para tratar de evitar la transmisión de la enfermedad mediante un fármaco, la hidroxicloroquina, que está en el mercado. Los resultados esperamos tenerlos listos dentro de pocas semanas.

    Los primeros tratamientos se han centrado en fases muy evolucionadas de la enfermedad, cuando ya hay mucha inflamación y esto ha provocado unos resultados poco concluyentes. Tenemos que testar la eficacia idealmente con los primeros síntomas para prevenir que el virus se multiplique continuadamente y evitar así la posterior evolución crítica debida a la liberación de substancias inflamatorias (lo que se conoce como tormenta citoquínica) que causarán las neumonías severas.

    Soy optimista, creo que en un año o año y medio podríamos contar con una vacuna. Mientras tanto, hasta poder controlar el virus, no hay que bajar la guardia y hemos de mantener las medidas de distancia, higiene y uso de mascarillas.

    ¿Hay un paralelismo con lo que pasó con el VIH/sida en la década de los 80? Efectivamente, cuando apareció el VIH tampoco había tratamiento y los fármacos se probaban en estadios avanzados de la enfermedad cuando desgraciadamente ya era demasiado tarde. La clave fue tratar la infección antes de que progresara y con el COVID-19 deberíamos hacer lo mismo. Otro ejemplo muy evidente en el sida es la terapia pre-exposición (PrEP), con el medicamento “Truvada”, que evita que te infectes del VIH en un 90%, pero sólo es efectivo en las personas que no están infectadas. Si se toma cuando una persona se ha contagiado ya no tiene eficacia aisladamente y debe combinarse con otros fármacos.

    Usted lleva 30 años trabajando con el VIH/sida y conoce mejor que nadie los estragos que causó en la población: estigma social, discriminación, pérdidas humanas y el posterior control a través de los tratamientos hasta convertirse en una enfermedad crónica. ¿Cómo ve la evolución del COVID-19? El COVID-19 no tiene el estigma que tuvo el VIH/sida. La controversia sobre la posible discriminación con los certificados de salud es otro tema y si se pusieran en marcha, sería una medida transitoria por lo que no resulta comparable.

    Así mismo se desconoce aún cual es la respuesta inmunitaria que protegerá a las personas de las reinfecciones. No todo el mundo a quién se detecten anticuerpos (inmunoglobulinas IgG) querrá decir que también tiene anticuerpos neutralizantes que le vayan a proteger de re-infecciones. Incluso podría suceder que se hubiera generado un tipo de respuesta inmune que frente a un nuevo contagio desarrollara rápidamente anticuerpos facilitadores y una infección mucho más grave (esto sucede por ejemplo en el dengue). En los próximos meses, se generará toda la información que nos permitirá decir quien está protegido y cuánto durará la protección.

    También pienso que el manejo de los pacientes ingresados se volverá mucho más eficiente y se adelantaran a fases más iniciales las terapias disponibles, para evitar que progresen a estados críticos. Entonces, el tema ya no tendrá tanta gravedad y bajará el grado de alarma. Si además se pueden hacer test con saliva en fase de validación, podremos testar, identificar y proteger de manera más sencilla y eficiente.

    ¿Cómo podemos ayudar la ciudadanía? Hemos puesto en marcha la campaña de crowfunding YoMeCorono.com para recaudar fondos y estamos muy satisfechos con la respuesta ciudadana, pero necesitamos más apoyo. Es una carrera contra reloj y todas las contribuciones son muy necesarias.

    Biblioteca de la sede que comparten la Fundación Suñol y la Fundación Glòria Soler. Fotografía: Roberto Ruiz

    COMO CONTRIBUIR: https://www.yomecorono.com/

    LINKS DE INTERÉS: http://www.irsicaixa.es/es

    INFORMACIÓN SOBRE VIH/COVID-19:

    COMO CONTRIBUIR: https://www.yomecorono.com/

    LINKS DE INTERÉS: http://www.irsicaixa.es/es

    INFORMACIÓN SOBRE VIH/COVID-19: